Consejos profesionales

Un equipo formado por expertos profesionales
en cuidados infantiles te aconseja sobre los temas
que más te preocupan.

El cuidado de tu bebé.

Artículos en los que encontrarás trucos, ideas y consejos prácticos para el cuidado de tu bebé.

Bebé con cólicos

El cólico es uno de los grandes misterios de la vida del bebé, hasta el 40% de los bebes pueden sufrir este trastorno que generalmente no tiene ninguna importancia médica y que desaparece solo tras los primeros meses de vida del bebé.

  • ¿Cómo saber si tu hijo tiene cólicos?

Todos los bebés lloran, por hambre, porque están mojados, están cansados, etc. Pero si tu bebé llora más de 3 horas al día, más de 3 días por semana, durante al menos 3 semanas es un indicativo de que sufre cólicos.

Un bebé con cólicos llora desconsoladamente y excesivamente, a menudo a la misma hora del día, con frecuencia por la tarde o por la noche. Puede aparecer sobre las 2-3 semanas  de vida y tiende a alcanzar su punto más álgido sobre las 6 semanas de edad, luego mejora hasta desaparecer progresivamente sobre los 3 o 4 meses.

Es importante visitar al pediatra para descartar que haya algún problema que haga que el bebé llore desconsoladamente y así estar seguros de que se trata solo de cólicos.

  • ¿Cuáles son las causas de los cólicos?

Hay numerosas teorías sobre el origen de los cólicos pero no se sabe a ciencia cierta su origen.

Hay teorías que piensan que el problema es debido a la inmadurez del sistema digestivo del bebé, ya que éste aún no dispone de todas las enzimas y jugos digestivos necesarios para digerir los alimentos, por este motivo los cólicos tienden a empeorar después de comer.

Otras teorías piensan que los cólicos son una liberación de energía de los bebés sobreexcitados por la multitud de estímulos de su nuevo mundo.

Los bebés con cólicos sufren gases también, pero no se puede comprobar si los gases son los causantes de los cólicos o más bien al revés ya que al llorar el niño traga mucho aire que le provoca las molestias de los gases.

 

  • Tratamiento de los cólicos

No existe un tratamiento para los cólicos pero sí que hay maneras de conseguir que el bebé se calme y superar así esta época difícil para el bebé y los padres.

  • Los bebés con cólicos requieren de muchos mimos y caricias y generalmente se muestran más tranquilos en brazos de sus padres o familiares que estando en la cuna o hamaca solos. Así que no te de miedo malcriarle, en brazos se tranquilizará antes.

  • Colocar al bebé boca abajo, esta es una postura dónde los bebés tienden a calmarse, puedes colocarlo sentada sobre tu regazo o cogerle con el antebrazo teniendo su cabecita encima de tu mano, si acompañas esta postura con un masaje en la espalda tu bebé se tranquilizará rápidamente.

  • Si toma biberón es importante asegurarnos de que no traga demasiado aire y insistir para que haga el eructo después de cada toma, esto ayudará a que tenga menos molestias.

  • Darle un baño, generalmente el baño calma a los bebés, además es una forma de romper el episodio de llanto y puede servirle para distraerse y relajarse. No todos los bebés se calman con el baño, así que si tu bebé no deja de llorar y no se calma, evítalo cuando tenga cólicos para no añadir más stress adicional.

  • Los masajes son efectivos para reducir y aliviar los gases, pero no debes hacerle los masajes al bebé mientras está sufriendo el cólico ya que esto podría agravar su dolor y malestar. Si el niño sufre los cólicos por la tarde-noche es buena idea realizar estos masajes a media tarde para intentar aliviar los gases antes de que llegue la hora habitual en que sufre el cólico.

  • Hay bebés que se calman escuchando música o sonidos repetitivos, puedes probar con música relajante o sonidos de la naturaleza, mientras que otros se sobreexcitan por la multitud de estímulos que encuentran en su nuevo mundo al nacer, hay que pensar que han pasado 9 meses envueltos en un liquido calentito y sin apenas estímulos, prueba a dejarle envuelto en un arrullo en una habitación tranquila y ver cuál es su reacción.

  • Si el bebé toma leche materna puedes probar si hay algún alimento que afecte al sabor de la leche o que haga que la digestión sea dificultosa para el bebé. Todos los alimentos que toma la madre pasan a la leche y aunque no está comprobado algunos alimentos como los derivados lácteos, las frutas  cítricas, la cafeína o alimentos con especias o picantes pueden afectar a la digestión del bebé. Prueba a evitar algunos de estos alimentos durante una semana y ver si tu pequeño mejora.

  • Consejos para sobrevivir a los cólicos

En definitiva no existe un tratamiento estándar para los cólicos y cada niño es un mundo así que deberás probar diferentes tácticas para ver cuál es la que más calma a tu bebé.

No debes olvidar que tú también debes cuidarte, tener un niño con cólicos puede ser una experiencia muy estresante y necesitas desconectar de vez en cuando. Deja que familiares o amigos se encarguen del niño durante algún momento al día para poder desconectar y relajarte y así recuperar fuerzas.

No debes culparte por no saber qué hacer o como actuar cuando el bebé no deja de llorar, el llanto desconsolado del bebé puede crispar a cualquiera. Piensa que es un trastorno pasajero y que pronto tu bebé crecerá y estas molestias irán desapareciendo y podrás recuperar la calma y tranquilidad junto a tu pequeño.

leermas

Las pruebas del embarazo

leermas

Despertando a los sentidos

leermas

La dentición en los Bebés

leermas

Los reflejos en los bebés

leermas

Desarrollo del lenguaje

leermas

Cuando andará mi bebé?